Construir con más eficiencia

Como el resto de sectores, con la crisis la construcción se ha tenido que reinventar.

La falta de demanda de obra nueva y la reducción de la obra publica han comportado que todos los profesionales que dependen de este sector apuesten por la rehabilitación o las reformas, y no solo para hacer un lavado de cara o un cambio de imagen en las construcciones, sino para que estas sean mas eficientes energéticamente hablando.

En cualquier caso se esta apostando por que nuestras construcciones tengan una sostenibilidad a largo plazo, y para que la construcción en general respete el medio ambiente i que de paso este ahorro se vea reflejado a corto y medio plazo a nuestros clientes.

En definitiva un sector el de la construcción que, después de salir de una burbuja y tocar suelo trabaja para salir adelante, y lo hace adaptándose a los nuevos tiempos de la mejor manera que se pueda.

En Aznar Construcciones queremos convertirnos en un referente de la eficiencia energética en las construcciones y reformas que proyectamos a nuestros clientes. Pero para ello tendremos que implicar a todas las partes interesadas, es decir a todos nosotros.

Como hemos comentado con anterioridad, el futuro inmediato que se le presenta a la construcción pasa por la rehabilitación de edificios con la finalidad de obtener la máxima eficiencia energética de todos nuestros recursos. A día de hoy, nos encontramos en una muy frágil estabilidad.

Venimos de unos años de bonanza económica, hemos pasado una crisis brutal en la que el sector de la construcción se ha visto especial y seriamente afectado, ahora estamos un poco estabilizados.

Entendamos todos que no queremos nadie que el sector de la construcción crezca de manera desordenada como en años anteriores, lo que se busca a día de hoy, para este y prácticamente todos los sectores económicos, son una serie de políticas que permitan un mínimo de estabilidad y un crecimiento sostenido en el tiempo.

Lo que se busca para el sector de la construcción, son políticas a largo plazo y no improvisaciones diarias, especialmente de aquellas políticas demasiado territoriales que no permiten en modo alguno la homogeneización en materias como la construcción y el urbanismo. En este sentido se tendría que hacer un gran esfuerzo para unificar criterios de manera urgente.

Partamos de la base de que la inversión publica, es un criterio de gran importancia en el sector de la construcción. Lo que realmente seria interesante saber cuales serán las inversiones futuras de las administraciones en materia de obra publica, porque a nosotros los empresarios nos podríamos permitir el hecho de dimensionar nuestras empresas en función de aquellos proyectos que están por venir.

No hace falta ser muy despierto en este sentido, y entendemos que será difícil de prever, pero no hace falta hacer planes a 20 años y lo que se tendría que estudiar con urgencia es poder hacer previsiones menores, ya que entendemos que el sector tendría que tener.

Por otra parte, lo que no se tiene que hacer y desgraciadamente se hace, tanto a nivel de gobierno como local, es cambiar las normas en el sector de la construcción o, lo que es peor no tener normas de ningún tipo.

Por lo que respecta a la obra privada tendríamos que entender que se tiene que hacer un gran trabajo de difusión de todo el trabajo que tenemos por delante en materia de edificación para la eficiencia energética.

En este sentido hay un volumen importantísimo de actividad económica y un cojín enorme para ahorrar energía en el país.  Se tiene que apostar realmente para que las leyes existentes o las futuras en materia de eficiencia energética se pongan en marcha o funcionen con la mayor rapidez y “eficiencia” posible.

Construyendo más eficientemente

Creemos que hay que priorizar que las leyes existentes o futuras en materia de eficiencia energética en todo lo que esta relacionado con la construcción transformaran el país, esta bien desarrollar leyes como la de la pobreza energética, pero lo lógico es poner el dinero en hacer eficientes a todas nuestras construcciones para que en un futuro no tengamos que desarrollar planes económicos para ayudar a la gente a llegar a final de mes y de paso tener nuestras infraestructuras en mal estado de conservación e ineficientes energéticamente hablando.

Deja un comentario