Los materiales del futuro

Los materiales del futuro

El auge de la sostenibilidad, la eficiencia energética

Los materiales del futuro van desde tejas sintéticas hasta componentes capaces de  auto regenerarse las posibilidades que aportan los nuevos materiales al mundo de la construcción son ilimitadas.

El mundo está en constante cambio y evolución pero en los últimos años las transformaciones en la construcción y la arquitectura se están dando con más fuerza que en otros sectores. El auge de la sostenibilidad, la eficiencia energética y el respeto por el medio ambiente, ha obligado a la arquitectura a replantearse y con ello todos sus materiales.

Teniendo en cuenta que el cemento y el acero principales materiales de la construcción son caros y costosos desde el punto de vista ambiental y energético hay una apuesta cada vez más decidida por unos elementos que aportan más con los mismos resultados y con menos impacto sobre el medio ambiente.

Tejas sintéticas

Las tejas sintéticas están hechas de plásticos reciclados y de piedra calcárea, son sostenibles y aproximadamente un 50 por ciento más baratas que las tradicionales y tienen una vida útil de más de 50 años. Después son reciclables al 100%. Otra opción son las tejas fotovoltaicas, en este caso se trata de un producto más caro que el tradicional pero que acaba siendo rentable gracias a la energía generada.

Paneles de fibras

Estos materiales constituyen una buena alternativa para los cierres, divisiones interiores y cubiertas. Muchos fabricantes optan por paneles formados por una combinación de Kevlar y de fibra de vidrio y fibra de carbono que resultan ser un 30% más económicos y tres veces más resistentes que Una pared de ladrillo tradicional.

Son materiales sintéticos por tanto inmunes a los roedores y a los insectos. Por descontado es eficiente y totalmente ecológico. Es aislante dando lugar a un ahorro energético  de hasta el 50% produce 100 veces menos residuos que el ladrillo y es reciclable al 100%.

Ladrillos ecológicos

Existen diversas soluciones alternativas a ladrillo tradicional algunos son tratamientos de reciclados de vidrio o plástico y otros parten de prensados naturales como podrían ser tierras comprimidas.  Una de las opciones es el Duragrip un ladrillo que se fabrica mezclando agua tierra y cemento comprimiendo la mezcla en un en un molde y dejando que se forje de forma natural,  sin fuego. Al evitar el proceso de cocción el Durabric reduce las emisiones de gases de efecto invernadero hasta 10 veces en comparación con los ladrillos tradicionales.

En lo que se refiere al coste de construir un muro con este material es un 20% más barato que con ladrillos tradicionales otro ejemplo interesante es el Biomason un ladrillo ecológico que se genera a partir de los microorganismos. Es una alternativa ecológica que no libera gas CO2 en su producción.

Madera laminada

Hay estudios de arquitectura e ingeniería que han desarrollado unos paneles masivos de madera que pueden ser de hasta 2,40 por 20 metros y de diversos espesores,  y que se pueden utilizar directamente como material estructural.

Se trata de paneles contralaminados formados por capas de madera dispuestas longitudinalmente y transversalmente y encoladas entre si formando placas de madera maciza. además como la madera es mejor aislante que el hormigón los edificios hechos con este material tienen un mejor comportamiento térmico y son más eficientes.

Material autorreparable

No en todos los campos de investigación están enfocados exclusivamente en la sostenibilidad y eficiencia energética.  la Universidad de Alicante ha presentado recientemente una resina transparente y flexible capaz de autorrepararse después de ser recortada con unas tijeras.

Por el mismo camino han ido los investigadores de la Universidad Tecnológica de Delft en Holanda que han desarrollado un Bio hormigón capaz de autorrepararse.

Deja un comentario